Mercedes Escolá comienza a vender en la mercería de su madre las prendas de punto para mujer que ella misma tejía de una manera artesanal y con maquinaria exclusivamente manual

1950’s

1960’s

La calidad y diseño de sus prendas permiten a ESCOLÁ introducirse en la tienda de El Corte Inglés de la calle Preciados, germen del actual gran almacén

Sin perder su característica de empresa familiar, ESCOLÁ se transforma en sociedad anónima y comienza una primera fase de modernización, sustituyendo las primeras tejedoras manuales por maquinaria mecánica

1970’s

1980’s

El éxito de las prendas, por sus exclusivos diseños y alta calidad, hace que se acometa una segunda fase de modernización, incorporando maquinaria electrónica y aumentando así su capacidad de producción. Durante unos años se fabricará también una colección de hombre.

ESCOLÁ comienza a innovar en producto mediante la introducción y mix de tejidos y fornituras

1990’s

2000’s

Con el cambio de siglo, una nueva gerencia joven y dinámica inicia el proceso de internacionalización de la empresa e inaugura su actual, moderna y amplia instalación, duplicando así la capacidad productiva y de almacenamiento que permite mejorar de manera significativa los plazos de entrega a sus clientes

ESCOLÁ continúa realizando inversiones en maquinaria especializada cada vez más tecnológica que le permite garantizar producción y calidad

2005

2010’s

Gracias a la perseverante asistencia a las principales ferias internacionales, la expansión de ESCOLÁ continúa no solo dentro sino también fuera de Europa

Escolá lanza al mercado su segunda marca de moda: MERCEDES ESCOLÁ. Una línea de alto prêt-à-porter para vestir a una mujer jóven, optimista, activa, que sigue las tendencias de la moda. La primera colección que verá la luz será la de Primavera/Verano 2018.

2017